jueves

Ipê, el árbol símbolo de Brasil


Ipê Rojo - Tabebuia impetiginosa



Ipê Amarillo - Tabebuia alba
El nombre Brasil fue dado por  los portugueses porque por esas tierras había en abundancia un árbol cuya madera tenía un color rojizo que llamaron “Palo Brasil”.

En pocos años, una feroz tala para la exportación de rollizos se convirtió en una próspera industria, dando a la corona portuguesa su monopolio y casi exterminando la especie.

Ipê Blanco - Tabebuia roseoalba
Del Palo-Brasil vino la inspiración para el nombre de nuestro país, pero fue otro árbol, el Ipê, que con sus colores  ganó el título de símbolo nacional.
Él  árbol, con más de un centenar de variaciones nativas,  crece en casi todo el territorio brasileño y algunos ejemplares pueden llegar a los 40 metros de altura. Sus flores anuncian que el invierno ha llegado por aquí y es tiempo de sequía.
Los árboles destacan en medio al escenario urbano y pintan el paisaje con sus flores amarillas, blancas o lilas. Avenidas, calles, plazas… Todo se queda naturalmente teñido por sus colores que contrastan con el cielo despejado e intensamente azul del invierno y son un regalo en el paisaje gris de las grandes ciudades. 

La maritaca - Aratinga
leucophthalmus - y su banquete

En el campo los Ipês son reyes absolutos por su belleza y exuberancia. Crecen aislados en medio de los paisajes rurales, y cuando los ojos distraídos cruzan con uno en plena floración, es un espectáculo único.
Alegría y fiesta para los sentidos. Promesa de que la primavera no tarda para hombres y garantía de abundante  alimento para pájaros, abejas y mariposas.

0 Aqui tus comentários son bienvenidos ;-D:

Publicar un comentario en la entrada